Arnés de Seguridad: La diferencia entre vida y muerte

arnes de seguridad

Dentro de los equipos de seguridad más utilizados en construcciones y algunas otras actividades en las alturas, encontramos en arnés de seguridad. Consideramos un trabajo de altura aquel que se realiza a más de 2 metros y que se requiera el uso de escaleras o andamios o algún tipo de grúa especial.

Todo trabajo que se realiza más de 2 m de altura representa un riesgo en la vida de aquel que lo está llevando a cabo ya que puede caerse y, dependiendo de la altura, el daño podría llegar a ser fatal. Por ello es necesario dotar de protección especializado nuestros trabajadores para asegurar su bienestar y evitar accidentes.

El arnés como medida de seguridad

Un arnés de seguridad es esencial en la protección de un trabajador que se encuentra a más de 2 m de altura realizando algún tipo de actividad. El arnés se ajusta al cuerpo del trabajador y cuenta con hebillas sujetadoras y elementos de anclaje que permiten que el trabajador realice su tarea con toda seguridad minimizando los riesgos.

Claro que siempre va existir un riesgo cuando alguien está trabajando a determinada altura. Sin embargo, mediante el uso de un arnés de seguridad, podemos minimizar en más de 70% el riesgo de que alguno de nuestros trabajadores vaya a caer.

Funcionamiento del arnés de seguridad

Al colocarse el arnés, éste envuelve la zona pélvica, las piernas y el torso con bandas que se sujetan y que evitan que el arnés se vaya a desplazar o a romperse. Los arnés están diseñados para aguantar grandes cantidades de peso y presión en puntos específicos por lo que el trabajador, en caso de caer estando amarrado a un punto de anclaje, contará con el soporte necesario para evitar que su caída sea fatal.

Elementos necesarios para asegurar la vida de nuestros trabajadores

Dentro de los elementos que se requieren en conjunto con el arnés de seguridad encontramos las líneas de vida que son cuerdas que se anclan en determinados puntos para que, en caso de que alguien caiga, la cuerda que está amarrada al punto de anclaje y al arnés prevenga un daño mayor. Por otro lado tenemos los cabos de anclaje qué son los elementos que permiten sujetar las líneas de vida y se colocan uno cerca del otro para que, en caso de algún accidente, si se llegara a zafar uno de estos cabos anclaje, el segundo y tercer cabo estarán disponibles para proveer el soporte que se requiera.

Finalmente tenemos los ganchos bloqueadores ante caídas. Estos ganchos tienen un dispositivo por donde pasa la cuerda y que, si el trabajador llegar a caer, se activó el mecanismo de frenado bloqueando el paso total de la cuerda para evitar qué trabajador termine en el piso.

Como pueden observar, el arnés de seguridad es uno de los elementos más importantes con los que debe contar un trabajador cuando realice algún actividad a más de 2 metros de altura.

Trabajo en equipo: el éxito de las empresas

trabajo en equipo

Toda empresa hoy en día requiere de diferentes áreas o departamentos para su funcionamiento. Dentro de cada área puede haber uno o varios empleados y alguien que se encargue de coordinar todo el departamento. Así como lo podemos ver en un equipo de fútbol o basquetbol, cada uno de los empleados tiene la responsabilidad de llevar a cabo una tarea específica. Si alguno de estos empleados se sale de la interacción necesaria, es posible que no sólo el área en donde este empleado está trabajando se vea afectada, sino toda la empresa.

¿Qué es el trabajo en equipo y como se logra?

Como su nombre lo dice, el trabajo en equipo se refiere a la integración de los diferentes miembros de un mismo departamento para llevar a cabo una tarea específica en la cual cada uno de los miembros tiene una responsabilidad particular. En todo equipo debe existir un líder capaz de coordinar las actividades y alentar a los miembros del equipo a mantenerse unidos trabajando sobre un fin común.

Los equipos pueden ser de tres o más personas y en realidad no hay una limitante en cuanto a las personas que puedan participar. Sin embargo, sí es importante saber que, entre más grande sea el equipo, más difícil de coordinar será. Para ello, es necesario contar con un líder que trabaje directamente con un grupo de personas (no más de 10) a las que pueda atender de forma personal. En caso de que los equipos sean más grandes, se deberán dividir los equipos por grupos de 10 personas.

¿Qué que se requiere para poder trabajar en equipo?

Existen diferentes tipos de elementos que se requieren para que un equipo trabaje perfectamente entre ellos encontramos como puntos medulares:

Comunicación bidireccional: la comunicación no puede ir en un solo sentido porque entonces no existe la comunicación como tal. Si alguien solamente recibe órdenes, entonces la comunicación se torna descendente y se denomina simplemente información. Si la comunicación no se da entre departamentos entonces no existe manera de transmitir la información de un lado al otro.

Especialización: cada uno de los miembros del equipo debe estar especializado en una sola actividad de tal manera que se genere un efecto productivo al involucrar a todos los miembros en tareas que puedan llevar a cabo de forma profesional.

Recompensa: todos los miembros del equipo deben sentirse recompensados de alguna manera. Esto no quiere decir que la recompensa deba ser económica, sino que se les reconozca el buen trabajo que han podido desempeñar y debe hacerse de manera pública.

¿Cuál es el beneficio del trabajo en equipo dentro de las empresas?

El principal beneficio que se puede presentar tras una buena implementación del trabajo en equipo es el aumento de la productividad del empresa y, por ende, el aumento en la rentabilidad de la misma. Cuando la empresa es capaz de coordinar a todo sus equipos para que la comunicación fluya de manera horizontal y vertical, se romperán todas las barreras que limitan el flujo de trabajo dentro del empresa.

Por ello, es importante que usted como dueño de empresa, considere que el mayor recurso que puede llegar a tener dentro de su empresa, es el talento humano.

 

 

¿Tienen caducidad los extintores?

recarga de extinguidores

Uno de los dispositivos más importantes que cualquier empresa puede tener es, sin duda, un extinguidor. Sin embargo, a pesar de tener tanta importancia, la gran mayoría la gente no tiene una idea clara de cómo y cuando deben revisar sus extinguidores. Dicho esto, en este artículo trataremos de una manera más cercana, cómo podemos identificar cuando un cuando un extinguidor debe ser cambiado y también los tipos extinguidores que existen.

Extinguidores recargables

El primer tipo de extinguidor del que vamos a hablar ese recargable. Cada uno de sus extinguidores incluye un dispositivo de medición que nos indica si el extinguidor necesita recarga o se encuentra cargado. Dispositivo de medición es muy sencillo de leer y generalmente tiene tres secciones divididas por colores que son rojo, amarillo y verde. Es total como un semáforo, los colores nos indica lo siguiente:

  • Rojo= falta de carga
  • Amarillo= requiere recarga próxima
  • Verde= está en condiciones de uso

A pesar de que los extinguidores recargables necesitan servicio cada seis años, es importante revisarlos constantemente. Sobretodo cuando las condiciones climatológicas no son las más adecuadas. Recordemos que un extinguidor tiene partes metálicas que pueden oxidarse.

Extinguidores desechables

Existen extinguidores de una sola aplicación los cuales son desechables, es decir, no hay manera de recargarlos. Sin embargo, el mantenimiento de este tipo de unidades debe ser mensual debido a la estructura de los mismos tienden a fallar si no sales del mantenimiento apropiado. Recordemos que no hay forma de recargarlos entonces cuando el extinguidor dice “vacío” es momento de comprar uno nuevo.

De estos dos tipos de extinguidores, la caducidad severa presente de uno de otra manera. Por un lado el extinguidor puede quedar totalmente inútil una vez que se haya vaciado (en el caso de los extinguidores desechables) en donde simplemente tendrás que adquirir un extinguidor nuevo. Por otro lado, los extinguidores recargables requieren de servicio cada seis años y si no se les brinda dicho servicio, pueden llegar a fallar.

En cualquiera de los dos casos, es importante darle servicio a los extinguidores para asegurarnos de que contamos con los dispositivos básicos para poder enfrentar una situación complicada en caso de incendio ya sea en la casa o en la empresa.

Por lo anterior es importante considerar a una empresa que pueda brindarnos el servicio de mantenimiento para nuestros extinguidores. Tal es el caso de GYMCO quienes con gusto podemos ayudarte a reparar y recargar tu extinguidor.

¿Cómo lograr una cultura cero accidentes?

cero accidentes

En La gran mayoría de las veces tratar de tener una cultura de cero accidentes en una empresa es una tarea un poco complicada. Esto porque involucra a diferentes personas de diferentes áreas y, generalmente, son los altos directivos quienes deben tomar las riendas de la implementación de un cambio en la cultura organizacional.

El rol de la alta dirección dentro de una cultura de cero accidentes requiere de una participación total con la finalidad que mejorar la seguridad y la salud de los trabajadores. Por lo anterior, es importante considerar no sólo el puesto de una persona, sino su capacidad de liderazgo.

¿Quién es un buen líder?

Esta pregunta pudiera responderse de forma sencilla y decir que es a quien otras personas siguen para lograr un bien común. Sin embargo, el líder debe generar no sólo la confianza para que los sigan, sino que debe trazar la ruta por donde van a caminar todos los trabajadores de forma segura. Por lo anterior, el líder debe contar con al menos cinco de las siguientes cualidades:

  • Ser determinante
  • Ser responsable
  • Ser sensible
  • Ser comprometido
  • Tener visión
  • Tener buena actitud
  • Tener habilidad de comunicación
  • Tener humildad

Una persona que no reúna al menos cinco de estas características no se puede considerar un líder y por lo tanto no va ser capaz de llevar a la gente a involucrarse dentro de la cultura de cero accidentes. Esto es tan simple como que el líder no va poder trazar el camino hacia donde tienen que ir todos los trabajadores para adoptar esta nueva cultura. Así mismo, si el líder no es responsable Y no se compromete con su equipo no va a poder involucrarlos dentro de este cambio. Por otro lado, debe tener buena actitud Y una capacidad muy desarrollada para poder comunicar las ideas que vengan desde la alta dirección. Claro, el líder también debe ser sensible para poder entender lo que está pasando cada uno de los trabajadores y guiarlo en la mejor ruta posible.

Cultura de cero accidentes

Establecer una cultura de cero accidentes debe ser una tarea constante. Una campaña de este tipo debe estar continuamente en la mente de los trabajadores para que la puedan asumir y llevar acabo. ¿Qué que es lo que se pretende lograr con una campaña como esta?- Como su nombre lo indica, es una campaña en donde se trata de reducir el número de incidencias que ocurren dentro de un trabajo al cero. ¿es posible? Definitivamente.

Lo más complicado de llevar a cabo una tarea de este tipo, es involucrar a todas las personas y hacerles entender la importancia del cambio de cultura dentro de la organización. En este cambio, no solamente estamos hablando de temas ideológicos sino también de temas prácticos como el uso constante de equipos de seguridad industrial dentro de las operaciones diarias.

El objetivo principal de una cultura de cero accidentes es mejorar la administración de la empresa así como el clima laboral en la productividad ayudando también a cumplir las normativas de prevención de riesgos laborales así como fomentar la seguridad dentro de la empresa.

 

La Torre Grenfell

Por: Ing. José Luis de Jesús Segovia Garza

El fuego empezó a devorar el edificio alrededor de la 1 de la madrugada, cuando la mayoría de sus habitantes dormía. Silencioso, ese plasma que es maravilla cuando logramos controlarlo, empezó a destruir lentamente con su incipiente furor las vidas de 120 familias que habitaban la torre Grenfell en el centro de Londres. El incendio inició, como siempre, con un evento tan simple como fortuito, hecho que se conocerá en los próximos días, o tal vez no, pero que detonó un evento ingobernable para la voluntad humana: dirán que fue un refrigerador viejo que hizo corto circuito durante la noche, o una extensión sobrecargada de clavijas en un hogar con gadgets electrónicos que se cargaban de noche, o un cigarrillo encendido encaminado por una ráfaga de viento, o un sartén olvidado sobre la hornilla encendida que agotó su contenido y ardió en consecuencia, o tantas cosas que suelen suceder en estos casos, que en un principio parecen eventos que no hacen daño alguno, que se atajan generalmente a tiempo, y hasta despiertan sonrisas y comentarios agudos sobre la buena suerte y lo cuidadosos que debemos ser siempre que nos descuidamos. Y cuando en esos casos el fuego se controla y se somete, pensamos que todo ha sucedido bien y seguimos nuestras vidas como si nada. Bueno, seguimos hasta el próximo evento en el que seguramente continuaremos corriendo con buena suerte, según las estadísticas que poseemos, pues es muy raro que llegue a quemarse todo un cuarto, o toda una casa, o no se diga la torre Grenfell de Londres, donde vivían 120 familias, casi todos inmigrantes del gran Reino Unido, atraídos por el alto nivel de la vida londinense.

Y así, la noche del martes 13 de Junio, precisamente inmigrantes musulmanes, que en estas semanas se encuentran en pleno Ramadán, ese mes sagrado para ellos en el que deben cumplir con ritos religiosos, como el suhur, comida ligera entre el final de la noche y el comienzo del alba, pudieron darse cuenta del inicio de los acontecimientos, pues algunos de ellos se encontraban despiertos a esa hora. Los musulmanes, concentrados en sus cosas de musulmanes, olieron primero, seguramente, y luego vieron después, que un incendio había iniciado. Todos coinciden que la alarma contra incendios no funcionó. Más bien estas personas musulmanas fueron la voz de alerta para sus vecinos, que dormidos no sabían del peligro que acechaba. Fueron los héroes de la noche, seguramente en una vorágine de emociones encontradas, pues en últimas fechas los musulmanes en Inglaterra son vistos con recelo por los ataques terroristas recientes.

Se requirieron héroes porque fallaron los sistemas contra incendio. Fallamos los seres humanos. La norma internacional contra incendios manda que para edificios de más de 23 metros de altura la única solución pertinente para prevenir incendios son los rociadores automáticos con sistemas de bombeo. Y este edificio no los tenía disponibles por alguna sinrazón, a juzgar por las consecuencias terribles. Los rociadores funcionando no dejan que un incendio se propague: eso sí, arrasan con las pertenencias, los activos, pero no dejan que un incendio se propague. Otro indicio de que los sistemas contra incendio no funcionaron adecuadamente son las luces encendidas de los departamentos de la cara sur del edificio, justo cuando la cara norte se consumía de una forma pocas veces vista: como una cerilla, como un pabilo, de una forma horrenda. Un sistema básico contra incendios corta la energía eléctrica para evitar que los cortos circuitos consecuencia de los cables fundidos formen otros focos de incendio. Fue una visión fantasmagórica poder observar un lado de la gran torre ardiendo por completo, y del otro lado las luces interiores de los departamentos que dibujaban las siluetas de personas a punto de morir. Otra lección que nos dejará para la posteridad este lamentable accidente ha sido la poca cantidad de chorros de agua que se pudieron observar combatiendo el mega incendio, apreciados en las tomas aéreas de las cámaras informativas. Esto nos habla de la imposibilidad para bomberos y rescatistas hacer su trabajo por la forma en la que están organizadas las ciudades modernas, llenas de tantas cosas, pero faltantes de hidrantes suficientes en las calles, de escaleras exteriores de emergencia en los edificios (este edificio construido en 1974 no contaba con ellas), previendo un evento como el que atestiguamos: seres humanos y sus hogares convertidos en combustible para arder al no tener bien equipados sus centros de trabajo y de vivienda para la seguridad humana. Estos países llamados del primer mundo tienen recursos suficientes para estudiar estos fenómenos y evitar que las cosas sucedidas se vayan al olvido. A nosotros, los que vivimos en países que no contamos con dichos recursos, nos queda estar atentos a las nuevas normatividades que sean creadas con la retroalimentación de este tipo de accidentes, pues nadie está exento de verse involucrado en uno de ellos, como lo demostraron recientemente en Saltillo los sucesos de Tacos Checo, la recicladora Olvera e Hijos, o la unidad de transporte público que ardió hace unos días hasta consumirse ante la mirada impotente de decenas de automovilistas que no contaban con un extintor en sus propias unidades.

Importancia de usar protectores de cabeza en las fábricas

Una de las partes del cuerpo que es de vital importancia es la cabeza, pues es ahí donde se encuentra el cerebro el cual es el centro de mando de todo nuestro organismo. El casco de seguridad es fundamental para evitar accidentes y lesiones ya que las lesiones en la cabeza pueden afectar de cierta manera la visión, el lenguaje y otras funciones que lleva a cabo el cerebro. Es importante mencionar que el casco de seguridad tiene que ser exclusivamente de uso personal, es decir, que solo lo debe de usar una persona. Se debe capacitar a todos los trabajadores para que sepan cómo usarlo, como se le debe dar mantenimiento y cuando es necesario reemplazar el casco.

Muchos de los accidentes graves que ocurren en las empresas se deben precisamente a que los trabajadores hacen caso omiso de usar el casco de seguridad. De ahí que debe ser obligatorio tener conocimiento sobre los lugares donde se debe usar el casco de seguridad. Las personas que realizan trabajos en alturas, que trabajan en la construcción, en entornos industriales, en edificios, en empresas donde existe el riesgo de caída de algún objeto incluso las personas que andan en bicicletas, en motocicletas o practican cualquier otro deporte deben usar el casco de seguridad, ya que si se llagaran a caer o simplemente se les cayera un objeto en  la cabeza, al tener puesto el casco de seguridad les puede salvar la vida.

casco de seguridadSegún la Norma Oficial Mexicana NOM-115-STPS-2009, Seguridad-Equipo de protección personal-Cascos de protección-Clasificación, especificaciones y métodos de prueba clasifica los casos de seguridad de acuerdo a su nivel de desempeño de la manera siguiente:

Clase G (General): los cascos clase G deberán reducir la fuerza de impacto de objetos en caída y el peligro de contacto con conductores energizados a baja tensión eléctrica de hasta 2200 V (fase tierra).

Clase E (Dieléctrico): los cascos clase E deberán reducir la fuerza de impacto de objetos en caída y en peligro de contacto con conductores energizados a alta tensión eléctrica de hasta 20 000 V (fase tierra).

Clase C (Conductor): los cascos clase C deberán reducir la fuerza de impacto de objetos en caída. Esta clase no provee protección contra el contacto con conductores eléctricos.

Según la norma antes citada a continuación se describen las partes del casco:

Ala: parte integral de la concha del casco que se extiende hacia afuera, alrededor de toda su circunferencia.

Banda de sudor: componente del tafilete que queda en contacto por lo menos, con la frente del usuario.

Barboquejo: accesorio que se ajusta debajo de la barba para evitar que el casco se caiga.

Concha: pieza en forma de cúpula que cubre la cabeza.

Hamaca: parte fija de la suspensión del casco que asienta sobre la cabeza.

Nuquera o banda de la nuca: parte del tafilete que se ajusta a la nuca para sujetar el casco a la cabeza del usuario, la cual puede estar integrada o independiente al tafilete.

Suspensión: conjunto de piezas que sirve para sostener la concha en la cabeza del usuario, de tal forma que se reduzca el efecto del impacto.

Tafilete: parte ajustable de la suspensión que sirve para sujetar el casco alrededor de la cabeza pasando por la frente.

Visera: parte del casco que se extiende desde la concha y se proyecta hasta la frente.

Es obligación del patrón proporcionarles el  casco de seguridad a todos sus trabajadores después de haber verificado los riesgos a los que están expuestos. Es importante que los trabajadores hagan uso del casco y sepan la importancia de este equipo de protección.

¿Cómo mantener extintores en perfecto estado?

recarga de extintores

 

Todo extintor de incendios debe de tener un mantenimiento constante para asegurarnos de que funcione correctamente al momento de necesitarlo.

Los expertos recomiendan verificar a los extintores de la siguiente forma:

Mantenimiento de extintores cada tres meses, éste consiste en: 1) Comprobar la accesibilidad, señalización, buen estado de conservación, 2) Inspección ocular de seguros, precintos, inscripciones, etc. 3) Comprobación del peso y presión en su caso y, 4) Inspección ocular del estado externo de las partes mecánicas (boquilla, válvula, manguera, etc.

Revisión de extintores cada año. Ésta consistirá en: 1) Comprobar el peso y presión del extintor, 2) En el caso de extintores de polvo con botellín de gas de impulsión se comprobará el buen estado del agente extintor y el peso y aspecto externo del botellín, y 3) Inspección ocular del estado de la manguera, boquilla o lanza, válvulas y partes mecánicas.

Retimbrado de extintores cada cinco años. A partir de la fecha de timbrado del extintor, se retimbrará el extintor de acuerdo con la ITC-MIE AP.5 del reglamento de aparatos a presión sobre extintores de incendios. El peso y la presión del extintor de incendios deben comprobarse siempre.

Las operaciones de mantenimiento de los extintores de incendios, deben ser efectuadas por el personal del fabricante, instalador o mantenedor autorizado para los tipos de aparatos, equipos o sistemas.

Motivo de rechazo del extintor. El extintor será rechazado en caso de que a juicio de la empresa, detecten defectos que pongan en duda el correcto funcionamiento y la seguridad del extintor, o bien, aquellos para los que no existan piezas originales que garanticen el mantenimiento de las condiciones de fabricación. Los extintores comúnmente son de  chapa de hierro de 1.59 mm de espesor, soldado en autógena en sus uniones. Para realizar el mantenimiento de extintores éstos deben ser probados a presión hidráulica, para probar su funcionamiento ya que en su interior se generan presiones. Es necesario realizar esta prueba para evitar que el recipiente pueda reventar debido a partes débiles, mal soldadas o picaduras de la chapa.

La prueba hidráulica se debe realizar cada 5 años para estar seguros de que el recipiente se encuentra en óptimas condiciones y para ello se debe de contar con una bomba de potencia, para desarrollar una presión interior de 24 atm durante 5 minutos. Dependiendo del tipo de extintor puede variar la presión que se necesite realizar en el interior del mismo para probar su funcionamiento.

Es importante que periódicamente se realice el mantenimiento de extintores para poder contar con un equipo en óptimas condiciones.

Argón: Los usos que debes conocer

El argón es un elemento químico cuyo número atómico es 18 y su símbolo es: Ar. Es el tercero de los gases nobles, es incoloro e inerte como todos ellos y constituye el 0,934 % del aire seco. Su nombre proviene del griego ἀργός, que significa inactivo (debido a que no reacciona).

Se emplea como gas de relleno en lámparas incandescentes ya que no reacciona con el material del filamento incluso en altas temperaturas y presiones prolongando de este modo la vida útil de la bombilla. También se utiliza en sustitución del neón en lámparas fluorescentes cuando se desea un color verde-azul en lugar del color rojo del neón. Asimismo se usa como sustituto del nitrógeno cuando éste no se comporta como gas inerte por las condiciones de operación.

En el ámbito industrial y científico se emplea universalmente en la recreación de atmósferas inertes (no reactivas) para evitar reacciones químicas indeseadas en multitud de operaciones:

El argón-39 se usa, entre otras aplicaciones, para la datación de núcleos de hielo, y aguas subterráneas. En el buceo técnico se emplea para el inflado de trajes secos —aquellos que impiden el contacto de la piel con el agua a diferencia de los húmedos de neopreno– tanto por ser inerte como por su pequeña conductividad térmica lo que proporciona el aislamiento térmico necesario para realizar largas inmersiones a cierta profundidad.

El láser de argón tiene usos médicos en odontología y oftalmología. La primera intervención con láser de argón realizada por Francis LÉsperance para tratar una retinopatía se realizó en febrero de 1968.

Abundancia y obtención

El gas se obtiene por medio de la destilación fraccionada del aire licuado en el que se encuentra en una proporción de aproximadamente el 0,94 %, y posterior eliminación del oxígeno residual con hidrógeno. Los principales isótopos de argón presentes en la Tierra son Ar (99,6 %), En la atmósfera terrestre, el 39Ar se genera por bombardeo de rayos cósmicos principalmente a partir del 40Ar. En entornos subterráneos no expuestos se produce por captura neutrónica del 39K y desintegración del 37Ca.

El 37Ar, con un periodo de semi-desintegración de 35 días, es producto del decaimiento del 40Ca, resultado de explosiones nucleares subterráneas.

Si necesitas adquirir argón en Saltillo, visita nuestro sitio web.

 

Hidrógeno Industrial

El hidrógeno puede ser preparado por medio de varios procesos, pero económicamente, el más importante consiste en la extracción de hidrógeno a partir de hidrocarburos. El hidrógeno comercial producido en masa es normalmente producido por la reforma catalítica de gas natural procesado a altas temperaturas (700-1100 °C), el vapor reacciona con metano para producir monóxido de carbono (CO) y dihidrógeno (H2).

hidrógeno industrialEsta reacción es favorecida a bajas presiones, pero es, sin embargo, conducida a altas presiones (20 atm) porque el H2 a altas presiones es el producto mejor comercializado. La mezcla producida se la conoce como “gas de síntesis”, ya que muchas veces se utiliza directamente para la producción de metanol y compuestos relacionados. Se pueden usar otros hidrocarburos, además de metano, para producir gas de síntesis con proporciones variables de los productos. Una de las muchas complicaciones para esta tecnología altamente optimizada es la formación de carbono:

CH4C + 2 H2

Por consiguiente, la reformación catalítica se hace típicamente con exceso de H2O. El hidrógeno adicional se puede recuperar del vapor usando monóxido de carbono a través de la reacción de desplazamiento del vapor de agua, especialmente con un catalizador de óxido de hierro. Esta reacción es también una fuente industrial común de dióxido de carbono:

CO + H2OCO2 + H2

Otros métodos importantes para la producción de H2 incluyen la oxidación parcial de hidrocarburos:

2 CH4+ O2 → 2 CO + 4 H2

y la reacción de carbón, que puede servir como un preludio para la “reacción de desplazamiento” descrita anteriormente

C + H2O → CO + H2

El hidrógeno es a veces producido y consumido por el mismo proceso industrial, sin ser separado. En el proceso de Haber-Bosch para la producción de amoniaco, se genera hidrógeno a partir de gas natural. Otro proceso que produce hidrógeno como producto secundario es la electrólisis de salmuera para producir cloro.

Más información sobre Hidrógeno Industrial en gymco.com.mx