Arnés de Seguridad: La diferencia entre vida y muerte

Dentro de los equipos de seguridad más utilizados en construcciones y algunas otras actividades en las alturas, encontramos en arnés de seguridad. Consideramos un trabajo de altura aquel que se realiza a más de 2 metros y que se requiera el uso de escaleras o andamios o algún tipo de grúa especial.

Todo trabajo que se realiza más de 2 m de altura representa un riesgo en la vida de aquel que lo está llevando a cabo ya que puede caerse y, dependiendo de la altura, el daño podría llegar a ser fatal. Por ello es necesario dotar de protección especializado nuestros trabajadores para asegurar su bienestar y evitar accidentes.

El arnés como medida de seguridad

Un arnés de seguridad es esencial en la protección de un trabajador que se encuentra a más de 2 m de altura realizando algún tipo de actividad. El arnés se ajusta al cuerpo del trabajador y cuenta con hebillas sujetadoras y elementos de anclaje que permiten que el trabajador realice su tarea con toda seguridad minimizando los riesgos.

Claro que siempre va existir un riesgo cuando alguien está trabajando a determinada altura. Sin embargo, mediante el uso de un arnés de seguridad, podemos minimizar en más de 70% el riesgo de que alguno de nuestros trabajadores vaya a caer.

Funcionamiento del arnés de seguridad

Al colocarse el arnés, éste envuelve la zona pélvica, las piernas y el torso con bandas que se sujetan y que evitan que el arnés se vaya a desplazar o a romperse. Los arnés están diseñados para aguantar grandes cantidades de peso y presión en puntos específicos por lo que el trabajador, en caso de caer estando amarrado a un punto de anclaje, contará con el soporte necesario para evitar que su caída sea fatal.

Elementos necesarios para asegurar la vida de nuestros trabajadores

Dentro de los elementos que se requieren en conjunto con el arnés de seguridad encontramos las líneas de vida que son cuerdas que se anclan en determinados puntos para que, en caso de que alguien caiga, la cuerda que está amarrada al punto de anclaje y al arnés prevenga un daño mayor. Por otro lado tenemos los cabos de anclaje qué son los elementos que permiten sujetar las líneas de vida y se colocan uno cerca del otro para que, en caso de algún accidente, si se llegara a zafar uno de estos cabos anclaje, el segundo y tercer cabo estarán disponibles para proveer el soporte que se requiera.

Finalmente tenemos los ganchos bloqueadores ante caídas. Estos ganchos tienen un dispositivo por donde pasa la cuerda y que, si el trabajador llegar a caer, se activó el mecanismo de frenado bloqueando el paso total de la cuerda para evitar qué trabajador termine en el piso.

Como pueden observar, el arnés de seguridad es uno de los elementos más importantes con los que debe contar un trabajador cuando realice algún actividad a más de 2 metros de altura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *